Otro artículo de los que estaba relegado quizás donde, y publicado por el 2014, lo he republicado en esta sección del blog, espero que lo disfruten.

La semana pasada fui a visitar la radio de Casablanca (Casablanca FM) y el Vivero, en parte me sorprendí por haber hablado de forma relajada, pero en la práctica era uno de los temas que me apasiona, la web y el mkt digital, puede ser raro para alguien que una persona que tiene/es Asperger este metido en el mundo de las comunicaciones, pero yo me dedico a la publicidad y el mkt digital, la gracia es que en digital las métricas son muy importantes.

Pensando y recordando, siempre he tenido “buena llegada” cuando tengo un objetivo específico, y más si está relacionado con lo que me apasiona, tanto en la música, a excepción de la vez que salude a los m.o.v.e, sabiendo japonés me quede callado, o en las otras áreas.

Mi gran problema es para descifrar al sexo opuesto, a mis 35 años aun no las entiendo, mis hermanos y mis viejos me dicen que uno cacha cuando se interesan en uno, yo no le achunto, cuando he salido con mis hermanos, ellos después me dicen, además que nunca he sido, ni seré, el alma de la fiesta, no soy de compartir con grupos muy grandes.

Todavía recuerdo cuando me decidí a escribirle lo que sentía a una compañera de curso (2° o 3° medio), fue por un soplo que me dieron, no sé si me soplaron bien o no, pero la cosa no pintó muy bien.

Hace unos años, cuando estuve estudiando publicidad (en una institución no muy buena), me interesó una compañera, la acarreaba en el auto, le conseguí pega pero nunca tuve el “soplo” como para decirle lo que sentía, o no supe darme cuenta de ese soplo. En ese tiempo solo tenía una gran incógnita, ahora ya sé que para algunas cosas necesito el manual, expreso, de instrucciones.

Para alguien que no está dentro del espectro autista lo que cuento puede sonarle a “lesera” ya que ellos vienen con el manual de instrucciones de la sociabilidad incorporado, y por lo general dan por sentado que las cosas son como son.

Pero en el descifrar al otro y la falta de manual de instrucciones, se suele señalar que las personas con Asperger no tenemos empatía, que no podemos ponernos en “el cuerpo” del otro para “sentir” cómo se siente.

Según la Wikipedia, la empatía es la capacidad cognitiva de percibir, en un contexto común, lo que otro individuo puede sentir. También es descrita como un sentimiento de participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra.

Por lo que quienes vivimos como asperger, según la definición de la wikipedia, no somos empáticos, pero muchas veces se asocia con ese no ser empático en que somos despreocupados por el otro, algo totalmente erróneo, no soy mago para adivinar cómo se siente un otro, pero si me puedo poner en el lugar de ese otro cuando soy consciente de que le sucede.

Por lo general una persona neurotípica o con empatía “normal” puede señalar que te entiende que te apoya en el sentimiento, algo “normal” entre neuróticos, pero que yo encuentro absurdo, para mi si entiendo como te sientes, voy a tratar de saber el porque te sientes así y como buscar una posible solución si es que es necesaria.

He visto muchos neurotípicos que son mucho menos empáticos que varios asperger, aunque digan que se pueden poner en el “pellejo” del otro, no hacen nada por ese otro y como señale, para mi el saber cómo se siente no es un todo si puedo ayudarlo.

Pin It on Pinterest

Shares