Hace un tiempo atrás me he topado con personas que hasta no hace mucho poseían un sitio web, sea un blog o una web más de empresa, que supuestamente la utilizaban para mostrar su negocio en Internet,  pero ya no quieren seguir “gastando” en ella.

Las razones para considerar esta inversión como gasto, por lo general, son que el sitio web no les entrega ningún retorno, no les sirve para su estrategia comercial, tal como ellos se lo han planteado.

Son pequeños negocios, considerados como pymes, que muchas veces se han contactado con empresas y/o personas para realizar su sitio web; pero lamentablemente, no les han provisto de una adecuada asesoría y solo han sido meros ejecutores de ideas sin gran sustento.

Sin una adecuada asesoría es imposible crear las bases de una buena estrategia digital, en donde el sitio web es el eje central; por lo que, es necesario poder descubrir y analizar cuál o cuáles son los objetivos del sitio, tanto a corto, mediano y largo plazo.

Al tener claro los objetivos se puede determinar cuales serán las métricas necesarias para verificar los objetivos y la hoja de ruta para lograr cumplirlos.

Un poquito de Historia.

En tiempos prehistóricos de la web, antes de que explotara la burbuja .com, el tener un sitio web le daba a tu empresa una imagen más profesional, más de exclusividad, recuerdo que no muchos se habían subido al carro de “tecnológico”.

El tener en tus tarjetas de presentación una dirección en internet con el nombre de la empresa hacia que te vieras “más serio”,  incluso más si junto a ella aparecía tu dirección de correo electrónico.

Lograbas tener disponibilidad 24/7 , incluso los día en que tu oficina estaba cerrada, tu web no; y con esto, un supuesto alcance mundial para tus productos y servicios, de cualquier parte y a cualquier hora es /era posible ver el sitio web.

Eran tiempos en donde no abundaban los sitios web y muchos utilizaban los medios tradicionales para dar a conocer el sitio web; ya sea a través de las tarjetas de presentación, avisos radiales o cualquier otro método de marketing tradicional.

Hoy en día.

En la actualidad el estar por estar en la web ya no basta, existen miles de negocios en ella, muchas veces venden lo mismo o similar a ti, hoy en día el tener un sitio web no te diferencia de tu competencia.

Las barreras de idioma siempre han limitado el supuesto alcance mundial, aunque existen traductores automáticos, muchas veces como extensiones al navegador de turno, las traducciones nunca son iguales a si es que lo realizara un traductor profesional.

Imágenes, audio y video se han tomado la web para quedarse, hoy ya no solo basta con unas palabras y una o dos imágenes para lograr la atención de quienes surcan los mares de este océano de bits.

En el presente es necesaria una inversión, sea dinero, tiempo o recursos humanos, en forma constante en la estrategia digital donde el centro es tu sitio web; ya no basta, solo considerar el diseño y la puesta inicial de la web, como algo aislado.

El objetivo del sitio web es lo fundamental, el qué queremos con nuestro sitio web pasa  a ser algo critico; ya sea, que busquemos un aumento en los  suscriptores a la lista del blog, un aumento en las ventas o cotizaciones o lo que tu estimes sea tu objetivo.

Teniendo claro el objetivo podemos plantear la forma en cómo se va a crear, diseñar y poner en funcionamiento el sitio; junto con esto, el tener claro el cómo son nuestros usuarios nos permitirá crear un diseño pensado en ellos, en como interactuaran con el sitio web para lograr nuestros objetivos.

Teniendo claro lo anterior, podemos plantearnos que estrategia de posicionamiento y/o atracción de visitantes deberemos ejecutar, sea Google Adwords, Posicionamiento Orgánico, Facebook Ads o cualquier otra estrategia de las existentes hoy o mañana.

Palabras al Cierre

Espero poder haber aclarado, aunque sea un poco, tus dudas sobre el porque no te funciona tu sitio web tal como tu crees que debiese funcionar, y los pasos básicos para que te funcione tal como esperas.

Recuerda, incluso antes de que contrates a alguien para que diseñe o desarrolle tu web, plantéate para que quieres realmente tu sitio web y con eso en mente busca quien te pueda ayudar a lograrlo, sea una Agencia Digital, una Productora Web o algún Independiente o Freelance.

Ten presente siempre que el día del lanzamiento de tu sitio web es solo el inicio de un largo camino, tu sitio tiene que crecer en dirección a lograr tu objetivo, crecer en contenido, visitas, conversiones y clientes.

Espero tus comentarios, si tienes alguna duda tratare de resolverla lo mejor que pueda.

Pin It on Pinterest

Shares