Seleccionar página

Colapsos autistas: Meltdown, Shutdown y Burnout

Colapsos autistas: Meltdown, Shutdown y Burnout

Hace tiempo he tenido ganas de contarte que son y cuales son las crisis autistas y en qué se diferencian de un simple berrinche o rabieta; es este último nombre, el que utilizaba para referirme a ellas antes del diagnóstico.

Leyendo el título del artículo podrás darte cuenta que existen a lo menos tres tipos de crisis autistas, y muchas veces se utilizan sus nombres como sinónimos, aunque son muy diferentes entre ellas, en lo personal las he vivido las tres en diferentes ocasiones.

Cuando chico no sabía el por que me sucedían y el cómo solucionarlas, ni hablar del cómo evitarlas, solo fue cuando logré tener el diagnóstico, en mi caso fue Síndrome de Asperger, el que pude tomar “consciencia” de lo que realmente me sucedía, incluso del por qué.

Hoy ya “grandote” y luego de un episodio muy complicado se, más o menos, detectar cuando estoy delante de algún tipo de colapso y tengo algunas herramientas a las que echar mano para lograr enfrentarlo

Lo primero es alejarme lo más posible del detonador, no hay para qué buscar la autodestrucción, aunque a veces es un poco complicado, especialmente cuando existen otras personas involucradas que me quieren “contener” pero en su estilo o forma.

Como el título lo señala, existen tres tipos de colapsos, los dos primeros podrían ser las dos caras de una misma moneda, Meldown y Shutdown.

Meltdown.

Un meltdown es como una explosión, en donde se reúnen frustración y pérdida de control debido, por lo general a una saturación de diferentes estímulos, nuestro sistema nervioso no se apaga tan fácilmente como el de los demás.

Al ser episodios “hacia afuera” es muy común que estén presentes gritos, estereotipias, autolesión, llanto, portazos entre otras cosas, es por esto que debido al desconocimiento, muchos lo puedan señalar como un simple berrinche.

Durante mi vida estos episodios han sido los más comunes, uno de ellos detonado por la “reorganización” sin ninguna mala intención, de mis cosas por parte de mis viejos, pero eso rodeado de algunos problemas de trabajo, fueron sumando para detonar en un meltdown.

Shutdown.

Un Shutdown es todo lo contrario que un Meltdown, en esta ocasión se produce una crisis “hacia adentro”, como su nombre lo indica es como si nos hubiéramos apagado y aparentemente es como si no estuviéramos presente.

Estos episodios no son tan fácilmente detectables como los meltdown, pueden estar presente el mutismo, la nula capacidad de comunicación, la imposibilidad de realizar algunos movimientos o incluso periodos de sueño y cansancio.

De niño, no recuerdo haber tenido muchos episodios de este tipo, ya de adulto he tenido varios, y una de las cosas que mejor me ayuda “a pasar” por ello es alejarme a un lugar tranquilo y acostarme en el piso por algunos minutos, de esta forma ayudo a mi propio sistema a reiniciarse.

Burnout.

Sobre el Burnout ya he hablado antes en mi otro blog, pero desde la perspectiva del emprendedor, en donde el exceso de trabajo es el que lo provoca, en este caso el pretender ser “normal” es uno de los factores que pueden hacer que se presente un Burnout.

Si bien los Meltdown y Shutdown son episodios que se presentan a menudo, son de corta duración, un Burnout es algo que tiene una mayor duración en el tiempo, es el resultado de ir agregando “cosas” en un saco, que al ver que se está rompiendo lo parchamos y volvemos a llenarlo hasta que se rompe por completo.

No es hasta que comencé a escribir este artículo, que me di cuenta que lo que me había pasado hace algunos años atrás fue un Burnout, en donde mi salud física se deterioró en un periodo muy corto de tiempo, incluso hoy aún no recuerdo por completo todo lo sucedido en ese periodo.

En esta ocasión no sirve solo alejarse de los disparadores, es obligatorio una o varias visitas al médico, recuerdo que yo acudi más de una vez a la Urgencia del Hospital, debido a la gran deshidratación que llegue a presentar.

Palabras al Cierre

Espero que te quede un poco más claro cuales son las diferencias entre Meldown, Shutdown y Burnout, y cómo lograr pasar a través de ellos.

Personalmente creo que es muy difícil evitar que se presenten todos los Meldown o Shutdown, ambos sirven para “liberar” el estrés acumulado, pero lo que yo trato de evitar activamente es un nuevo Burnout, para lo cual decidí aceptarme tal como soy y no pretender ser como los “normales” neurotípicos.

Como siempre estoy atento a tus dudas a través de los Comentarios de este post. No dudes en compartir este artículo en tus redes sociales, te lo agradecería un montón

Sobre el Autor

Luis Olave

Blogger formado como Desarrollador Web y Marketero Digital. Amante de la cultura nipona y celta. Re-descubierto como Aspie de nacimiento. Práctico el Sueño Polifásico, Dieta Keto y Ayuno Intermitente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable LOA MKT SpA .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Namecheap.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Servicios de Diseño Web

LOA MKT SpA

Sitio Protegido

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies